Historia Del Kendo

 

HISTORIA DEL KENDO MODERNO

 

EL Arte del Kendo Moderno que actualmente es practicado por miles de personas en el mundo , evolucionó de técnicas reales de batalla  probadas en los campos de batalla.

Durante el periodo TOKUGAWA ( 1603-1867) las artes marciales tomaron un nuevo rol para las clases samuráis reinantes.

Sin mas guerras las artes militares fueron estudiadas como  métodos de desarrollo personal con un mayor énfasis el aspecto  espiritual y no sólo como un método para mutilar y matar.

El periodo Tokugawa  vio florecer las artes marciales  con una popularidad sin precedentes durante los 250 años de paz de las escuelas marciales, incrementándose éstas en mas de 700.

El respeto de Japón hacia las artes marciales tradicionales llego a un final brusco con la llegada de las 'Naves Negras' del Comodoro Perry a aguas japonesas en 1853. Después de siglos de aislamiento autoimpuesto (sakoku), Japón se encontró a si mismo anticuado, superado en armas de fuego y fuera de su elemento con las naciones occidentales. Si bien, el aislamiento del resto del mundo le habían dado a las artes marciales japonesas tiempo para desarrollarse en fascinantes antigüedades marciales, ricas en simbolismo y espiritismo, no eran rival contra el devastador poder de fuego de las naciones occidentales que fisgoneaban alrededor de sus costas demandando derechos y privilegios especiales. La llegada del Comodoro Perry despertó a los japoneses de su falso sentido de seguridad, y con la Restauración Meiji, se pusieron a reconstruir la nación al traer las mas nuevas tecnologías e ideas que occidente tenía por ofrecer.

Esto significó esencialmente que las artes marciales tradicionales japonesas como el kenjutsu cayeron a la oscuridad debido a que no eran percibidas como una aplicación practica. Rifles, cañones y el nuevo ejército de conscriptos eran la orden del día si es que Japón iba alcanzar al resto del mundo.

Abundaban en la era frases llamativas como wakon-yosai (Espíritu japonés-Tecnología occidental) a medida que se esforzaban por educar a las masas, armar a la nación e igualarse al occidente en términos de una nueva sociedad civil. EL Kenjutsu, junto con las demás artes marciales, era ahora considerado simbólico de la ahora anticuada jerarquía feudal que ponía a la minoría bushi encima de las otras clases y fue así relegada a los reinos de las tonterías arcaicas sin uso practico para la nueva sociedad moderna emergente. Con la abolición de la academia militar del Bakufu , el Kobusho, en 1866 y la disolución de los han (dominios feudales) y los hanko (escuelas de los dominios) controlados por los bushi en 1871, las artes marciales ya no eran incluidas como parte del currículo educacional, el cual fue rediseñado en base a los modelos occidentales para educar a las masas en lugar de unos pocos privilegiados.

Los bushi rápidamente perdieron todos sus privilegios especiales, y el último clavo sobre el sarcófago fue el edicto que les negaba el objeto considerado como la encarnación de su misma alma: la katana. Muchos de aquellos de estirpe bushi fueron lanzados a un mundo de desempleo y pobreza. Aparte de un grupo reducido de bushi de alto

rango quienes fueron dotados con puestos de autoridad en los órganos del Nuevo gobierno del Japón, muchos otros se encontraron sin estatus, empleo, o rentas y un número significante de ellos fueron reducidos a completa destitución. En medio de este trastorno social, aquellos que fueron afectados particularmente duro eran los instructores bujutsu empleados por el Bakufu o los dominios; o aquellos que administraban sus dojos privados en la ciudad. Sin mas estipendios y sin estudiantes en sus dojos, muchos subsistían de un día a otro sin saber de donde vendría la próxima comida.

 

Sakakibara Kenichi y Gekiken Kogyo

Uno de estos bushi era un hombre llamado Sakakibara Kenichi. Un hombre orgulloso de estatus hatamoto, lamentaba la declinación en la esgrima tradicional y otras artes marciales. Siendo un hombre de acción en lugar de uno de palabras resolvió revivir el interés popular. Los resultados de su iniciativa fueron una serie de demostraciones publicas ejecutadas por artistas marciales de renombre conocidas como gekiken kogyo (gekiken o gekken=kendo, kogyo=representación). El primero de estos curiosos circos marciales fue celebrado por 10 días en Asakusa comenzando el 11 de Abril de 1873, y cualquier miembro del público, sin importar la edad, era invitado a ser testigo del evento siempre y cuando pagaran la cuota de entrada. Los espectadores también era alentados a participar en los encuentros si es que pensaban estar a la altura.

La innovación de Sakakibara fue recibida extremadamente bien. Durante el periodo Edo, el bujutsu era el monopolio cultural primario de los bushi, pero ahora a todos se les daba la oportunidad de ver a los mejores espadachines del país en acción. A pesar de la costosa cuota de entrada, la arena estaba repleta a su capacidad. El éxito de la primera contienda de Sakakibara inspiró demostraciones similares por todo el país, dando lugar a una bonanza de gekiken kogyo manejadas por recién establecidos grupos de artistas marciales viajantes.

 

Proveyendo a un número de expertos de bujutsu destituidos con un medio de ingresos, los eventos eran un éxito popular. Sin embargo, aun mas significativo para los practicantes modernos del kendo fue el papel que jugaron los gekiken kogyo en asegurar la sobrevivencia de las artes marciales tradicionales. Unos años después del comienzo de la Restauración Meji, las artes marciales ya eran casi completamente olvidadas. No obstante, gekiken kogyo las trajo de vuelta al escenario. No es ninguna exageración decir que si no fuese por gekiken kogyo y

los esfuerzos hechos por Sakakibara Kenichi por iniciarlas, el kendo no hubiese sobrevivido este periodo. Su selección del momento oportuno fue la onceava hora para el kenjutsu y las otras artes, pero fue suficiente para verlas pasar a su siguiente etapa de desarrollo, opuesto a su extinción. Pero, hay una contraparte muy discutida sobre los efectos de gekiken kogyo. Para muchos críticos, era lamentable ver a los otrora orgullosos bushi vendiendo sus almas y prostituyéndose por dinero rápido. También, en nombre del entretenimiento, muchos de los espectáculos estaban adornados con técnicas sensacionales, pero escasamente practicas y efectos especiales, tal como uno espera ver en los eventos de lucha libre de hoy en día. Esto era visto como una detracción del verdadero espíritu de las artes marciales y para el disgusto de muchos tradicionalistas también contribuyo a la bastardizacion deportiva de las artes. Aun así, la importancia histórica de los gekiken kogyo no puede ser negada, y en muchas maneras es gracias a este capitulo de la historia que aun tenemos kendo hoy en día.

Keishicho Kendo

Hoy en día, muchos de los de exponentes de mayor rango en kendo de Japón tienen alguna conexión con la policía. La relación entre la fuerza policíaca y kendo remonta a las etapas iniciales del desarrollo del sistema policial. Cuando Sakakibara organizó las primeras demostraciones, pronto corrió la voz y grupos se formaron después de recibir permisos oficiales en varias regiones para operar demostraciones. Después de ver el éxito inicial, las autoridades prohibieron las demostraciones por miedo de que se congregarán y conspirarán expertos bujutsu subversivos. No obstante, su legalidad fue prontamente restaurada después de unos cuantos años y las demostraciones rápidamente volvieron a ganar popularidad. La diferencia principal fue que esta vez no eran tan solo para el disfrute de los espectadores, sino que también sirvieron como una importante veta para que los participantes se entrenaran entre si. Además, se volvieron en lugares de reclutamiento para la recién formada fuerza policíaca. Después de que la Rebelión de Satsuma llegó a su fin, lo que Japón necesitaba en esos tiempos volátiles eran eficaces gendarmes, y el gobierno siempre estaba buscando formas de fortalecer su fuerza policíaca. El comisario de Policía, Kawaji Toshiyoshi había desarrollado un gran respeto hacia la división battotai , que habían actuado espléndidamente armados tan solo con espadas en la batalla de Taharazaka. El subsecuentemente redescubrió el verdadero valor y potencial en el bujutsu tradicional, en particular kenjutsu. Antes de hacer un viaje al extranjero para inspeccionar las fuerzas policiales de ultramar en 1879, publico sus pensamientos en un ensayo llamado Kendo Saiko-ron (Reviviendo el Kendo) sobre el valor de las artes marciales tradicionales, y de la importancia de estar siempre bien entrenados y preparados como los espadachines de los viejos tiempos. El afirmó que los gendarmes de la fuerza policíaca deben estar en buena condición física para la defensa propia y para aprehender a los criminales. Esto proveyó esencialmente la imposición de contratar a practicantes de kenjutsu de renombre en la fuerza policíaca para que sirviesen de instructores y entrenaran a los reclutas.

El 19 de Enero de 1880, fueron establecidos los preceptos de la Academia de Policía, los cuales estipulaban que todos los cadetes debían ser instruidos en el kenjutsu. Debido a tales acontecimientos las demostraciones gekiken, de nuevo en apogeo por todo el país después de la prohibición temporal, fueron blancos de agentes que buscaban posibles candidatos para que enseñaran kenjutsu a la policía. Los espadachines posicionados como lo mejor del programa estaban conscientes de las oportunidades que les esperaban si ellos se desempeñaban bien, y uno por uno, la crème de la crème se encontraba en cómodas carreras trabajando como instructores de kenjutsu, principalmente para la Keishicho (fuerza policíaca de la prefectura de Tokyo).

Esto fue un gran cambio de fortuna para algunos espadachines, pero esencialmente significó el fin del gekiken kogyo. A medida que las estrellas del espectáculo encontraban ganancioso empleo en la fuerza policíaca, el talento de los grupos se agotó y también lo fue el interés general del público. Aparte de pocos grupos como aquel dirigido por Satake Kanryusai, que viajaba por las provincias, el resto sufrió una muerte natural, así significando el fin de una era.

Una vez que el kenjutsu fue adoptado por la fuerza policíaca se continuo desarrollándose y se volvió parte integral de la forma de vida de los gendarmes. Además de sostener competencias, el Keishicho estaban activamente involucrados en el refinamiento del kenjutsu al crear kata (conjunto de formas), y también un sistema básico de grados. En cuanto a la kata del Keishicho es difícil establecer cuando fue creada, pero registros de una demostración de kata por los administradores Keishicho en el Keishicho Bujutsu Taikai (torneo de artes marciales) en 1886 sugieren que fueron finalizados alrededor de este tiempo y llamado Keishicho-ryu, una tradición que aun es practicada por algunos miembros de la Policía Metropolitana de Tokyo hoy en día.

El Keishicho también instigó su propio sistema de grados en 1885. Los grados eran para evaluar el nivel técnico del oficial a quien recompensaban con un grado kyu correspondiente.

Mas tarde, el Dai Nihon Butokukai (ver a continuación) también creó un sistema de grados basado en dan para kendo y judo en Marzo de 1917, pero el Keishicho continuo usando su propio sistema. Cuando el Keishicho kendo fue reinstalado el 11 de Mayo de 1953 después de la prohibición impuesta por el SCAP por varios años tras la derrota del Japón en la Segunda Guerra Mundial, su sistema de grados fue abolido a favor del sistema de shogo y grados de la recién formada All Japan Kendo Federation. En ese instante, todos los grados Keishicho fueron abolidos después de mas de 70 años de uso.

Kendo en la Educación

El camino para lograr que el kendo fuese aceptado en la curricula escolar fue largo y tortuoso.

En los 1870, había un numero de oficiales de gobierno que expresaron sus inhibiciones sobre occidentalizar completamente el sistema educativo y al menos querían retener ciertos aspectos japoneses en la curricula. Este fue esencialmente el caso con la curricula de educación física que estaba fuertemente centrada en gimnasia occidental. Algunos empezaron a preguntarse porque no era posible desarrollar un currículo de educación física basado en las artes bujutsu tradicionales. Ahora bien, había muchos que eran cautelosos sobre utilizar las

artes marciales para esos propósitos.

Para investigar los potenciales beneficios y peligros del bujutsu en las escuelas, el Ministerio de la Educación impulsó un número de investigaciones oficiales. De mención particular, hubo una encuesta de 1883 hecha por el Instituto Nacional de Gimnasia (Taiso Deshujo) y luego la investigación de 1896 llevada a cabo por la Escuela para la Junta de Consejeros de la Salud (Gakko Eisei Komonokai).

La investigación de 1883 produjo las siguientes conclusiones:

1. Un medio efectivo para realzar el desarrollo físico.

2. Desarrolla estamina.

3. Incita el espíritu y eleva la moral.

4. Expurga la cobardía y la remplaza con vigor.

5. Arma al practicante con técnicas para defensa personal en tiempos de peligro.

 

Los peligros eran los siguientes:

 

1. Puede causar un desarrollo físico desequilibrado.

2. Siempre esta presente un peligro eminente durante el entrenamiento.

3. Es difícil determinar el nivel apropiado de ejercicio, especialmente cuando

estudiantes físicamente fuertes deben entrenar junto a individuos menos fuertes.

4. Puede alentar comportamiento violento debido a que incita el espíritu.

5. Alboroza la voluntad por pelear, el cual puede manifestarse en una actitud de

ganar a cualquier costa.

6. Había el peligro de animar a un sentido distorsionado de competitividad hasta a

tal grado de que el niño recurriría a tácticas deshonestas.

7. Es difícil de sustentar una metodología instructiva unificada para un número

grande de alumnos.

8. Requiere de una área grande para entrenar.

9. Aun cuando el jujutsu solo requiere un keiko-gi (uniforme para entrenar) kenjutsu requiere el uso de armadura y otro equipo especial el cual podría ser costoso y difícil de mantener limpio e higiénico.

Fue así como se llego finalmente se llegó a la conclusión que sería inapropiado introducir el bujutsu en la curricula escolar. Por otra parte, se reconoció que el bujutsu podría ser participado por ser tradición, e incluso podría ser beneficioso en complementar el sistema escolar que esta orientado al conocimiento, con el énfasis al desarrollo espiritual del bujutsu.

Por otro lado, fue considerado que se oponía los beneficios médicos o físicos que se

esperaban de actividades de educación física. Fue considerado ser detrimento al desarrollo físico balanceado, alentaba a la violencia, competencia antagonista, peligrosa, difícil de encontrar el medio común para adiestrar, costoso y sucio.

La investigación del ultimo grupo dio resultados similares, pero ellos sugirieron que bujutsu podría ser enseñado en escuelas como una actividad extracurricular para muchachos mayores de 16 años con buena salud.

Otro problema mayor fue el hecho de que no hubiese un método establecido para la enseñar a estudiantes como un grupo. Tradicionalmente, las artes marciales siempre habían sido enseñadas de persona a persona y el conocimiento pasaba de maestro a estudiantes de manera individual. En el moderno entorno educativo esto era imposible.

Así que tendría que haber una manera revolucionariamente nueva para confrontar este problema. El primer esfuerzo concretado resultó en la creación de 'bujutsu taiso' o calistenia.

En 1894 y 1895, durante y después de la guerra Sino-Japonesa, un numero de educadores intento resolver estos problemas al desarrollar una especie de gimnasia utilizando técnicas marciales. La idea pronto tomo vuelo y en poco tiempo muchas escuelas por todo el Japón permitieron a sus estudiantes participar en los recién desarrollados ejercicios calistecnicos usando bokuto naginata.

Uno de los principales instigadores del sistema fue Ozawa Unosuke. El exponía que el propósito o de desarrollar calistecnia bujutsu no era solamente como una herramienta educativa, sino también para ser usada por miembros del público para"nutrir a una nación de personas con físicos de ninguna manera inferiores a las de las personas de las naciones Occidentales". También esbozo que muchos de los problemas a los que se enfrentaba el sistema actual de gimnasia, tales como la procuración de equipo e instalaciones apropiadas, podrían ser superados al introducir al sistema el bujutsu.

Como una actividad curricular, ejercicios derivados del bujutsu serían un medio efectivo para nutrir habilidades físicas y como una actividad extracurricular seria una forma excelente de ejercicio recreativo o juegos que alientan disciplina y bienestar físico general.

Además de Ozawa, había otros que experimentaban con desarrollar un sistema autóctono de ejercicios gimnásticos basados en el bujutsu. Uno de mención particular fue Nakajima Kenzo que estudió la tradición naginata de Jikishinkage-ryu en su infancia. Se desconoce si Ozawa y Nakajima alguna vez o no colaboraron, sin embargo, los esfuerzos de ambos hombres logró que sus iniciativas se difundieran por toda la nació a través de seminarios que se llevaron a cabo en varias localidades y que fueron recibidos con gran entusiasmo. Aun así, también había firmes críticos que se oponían vehementemente a los sistemas. Las razones por la oposición variaban, pero la critica mas común era que las técnicas utilizadas eran irrealistas e inefectivas, dando poca atención al hasuji (el filo que corta de la hoja) y muchos giros y vueltas o movimientos ostentosos. Muchos no podían ver la diferencia entre eso y otra forma de ejercicio popular similar al girar un bastón.

Después de décadas de confusión sobre que debería de enseñarse en la curricular de educación física escolar, el Ministerio de Educación eventualmente emitió el Conjunto de Estudio de Gimnasia Escolar (Gakko taisho kyoju yomoku) en 1913. Este conjunto de estudio prescribía la aproximación Lingian a las gimnasias, tal

como era la moda en el Reino Unido, Estados Unidos y Escandinavia. Esto era suplementado con ejercicios militares y juegos (yugi), y cada escuela debía crear su propia curricula siguiendo los preceptos expuestos por el Ministerio de Educación. Estos nuevos preceptos esencialmente marcaron el fin de las iniciativas de calistenias bujutsu. A pesar del criticismo, bujutsu taiso si probó que al contrario

de lo que se pensaba anteriormente, que el bujutsu podía ser practicado o enseñado de manera fácil en grupos sin la necesidad de parejas y sin tener el equipo costoso. Desde este punto de vista, es justo aseverar que tuvo un efecto profundo en la forma en que fue desarrollada subsecuentemente la metodología de instrucción en las artes budo para principiantes.

En este sentido, aparte de Ozawa y Nakajima, había un pequeño número real de exponentes bujutsu que o los respaldaban, o intentaban por cuenta propia desarrollar un sistema similar al gimnástico que se basaba alrededor de sus técnicas ryuha y kata como una manera para enseñar a principiantes. Libros de este genero empezaron a aparecer a partir de 1890. De allí en adelante había una plétora de libros publicados que eran esencialmente colaboraciones entre educadores y artistas marciales mientras aprendían unos de otros las mejores maneras de adaptar técnicas bujutsu que conformaran las metas de la curricular de educación física de las escuelas. No fue hasta 1904-1905 que vemos la aparición

de libros que fueron escritos como libros de texto de bujutsu (en oposición a taiso) para enseñar principiantes, pero obviamente influenciados fuertemente por la metodología y estilo taiso.

Los artistas marciales evitaban referir que lo que ellos estaban haciendo como bujutsutaiso, sino prefiriendo describir sus iniciativas como "metodología de enseñanza de grupos". De hecho, después de 1911 cuando bujutsu fue finalmente aceptado la curricular escolar oficial, a pesar de ser una actividad electiva, muchos dieron un giro de 180 grados e hicieron caer duras criticas en las primeras iniciativas bujutsu-taiso por ser nada mas que ejercicios de desempeño

con palos. Esto era, ellos lo aseguraban de manera altiva, en ninguna manera relacionada con el verdadero bujutsu. Esta crítica no es exactamente justa. Lo que es interesante notar es la influencia que ejercicio la gimnasia occidental en el desarrollo de bujutsu-taiso y la eventualmente metodología unificada de enseñanza en budo. Este punto es particularmente fascinante cuando uno toma en consideración la moderna retórica afirmando que el budo moderno es tradicionalmente una cultura japonesa. Uno se pregunta que significa exactamente

'tradicional' en este contexto.

Dai Nihon Butokukai (Gran Sociedad de Japón de Virtud Marcial)

Aparte de las innovaciones mencionadas arriba, indudablemente la formación del Dai Nihon Butokukai en 1895 fue un punto decisivo en el intento de popularizar las artes marciales en las escuelas, y aseguraron su sobrevivencia hasta el próximo siglo y más allá. En esta etapa, Japón estaba forjando su camino en su búsqueda por modernizarse, y estaba empezando a embarcarse en actividades expansionistas con un fervor nacional que igualaba cualquier otro poder colonial de ese entonces. La guerra sino-japonesa (1894-1895) alentó un surgimiento de nacionalismo en Japón el cual llevó a un aumento de interés en el budo tal como hemos visto.

El año 1895 marcó el 1.100 aniversario de Kyoto convirtiéndose la capital de Japón. Es ese tiempo se dice que el Emperador Kanmu hizo construir el Butokuden (Sala de Virtud Marcial) para promover el espíritu marcial y alentar a los guerreros a desarrollar aun mas su proeza militar. Así, en conmemoración de esto, y montando sobre una creciente ola de nacionalismo, el Butokukai fue establecido en Kyoto bajo la autoridad del Ministerio de Educación y con el respaldo del Emperador Meiji. Sus metas eran el de promover y estandarizar la plétora de

disciplinas y sistemas marciales que se encontraban a través de toda la nación. En 1899, el Butokuden fue reconstruido cerca de los terrenos del recientemente construido Santuario Heian en Kyoto.

En 1902, un sistema de premios fue creado para reconocer a individuos que habían trabajado duramente por la promoción de budo. En 1905, una división fue establecida para entrenar instructores de bujutsu. El sistema fue mejorado y revisado numerosas veces y en 1911 fue formado el Butoku Gakko (Escuela de Virtud Marcial). Esta fue conocida posteriormente como el Bujutsu Senmon Gakko (Escuela Especialista Bujutsu) en 1912 y posteriormente como el Budo Senmon Gakko en 1919 cuando el termino 'bujutsu' fue oficialmente remplazado por el de

'budo' para enfatizar el 'camino' marcial o los aspectos espirituales de las artes marciales. Así, el Butokukai fue instrumental en la promoción de budo a través de premios a prominentes individuos, entrenando maestros, celebrando eventos especiales y torneos. El Budo Senmon Gakko (o Busen como después fue conocido) junto con el Tokyo Koto Shihan Gakko (Escuela Normal Superior de Tokyo) abrieron el camino en producir jóvenes instructores que serían puestos en escuelas por todo el país para enseñarle a los niños las artes.

Creación de un conjunto unificado de kata

Aun así, había muchos problemas que tenían que ser superados antes de que se realizara una popularización nacional. En un intento por unificar las numerosas tradiciones kenjutsu y sus técnicas en algo que trascendía la afiliación a un grupo especifico o tradición clásica, el Butokukai decidió desarrollar un conjunto universal de kata el cual podría ser practicado por cualquiera prescindiendo de cualquier trasfondo de artes marciales. Esto fue pensado ser la mejor manera de popularizar el arte y aseverar control sobre su diseminación nacional. Wantanabe Noboro presidió el primer comité que fue formado para realizar esa encomienda.

En 1906, ellos presentaron la culminación de sus esfuerzos en la forma de 3 kata: Jodan (ten=cielo), Chudan (jin=humano), y Gedan (chi=tierra). sin embargo, hubo mucha oposición a este conjunto de 3 kata y eventualmente fueron echadas a un lado sin llegar a ver la circulación nacional para la que fueron diseñados. El asunto se volvió aún más urgente cuando fue decidido que kenjutsu sería incluido como parte de la curricular de educación física en 1911.

Una vez mas, el Butokukai formó un comité para desarrollar un conjunto de kata que haría posible una diseminación unificada y efectiva. Los 5 maestros kenjutsu de varios ryuha encargados con esta responsabilidad fueron Negishi Shingoro, Tsuji Shinmpei, Naito Takaharu, Monna Tadashi, y Takeno Sasaburo. En 1912, presentaron el Dai Nippon Teikoku Kendo Kata (Gran Japón Imperial Kata de Kendo) la cual consistía de 7 kata de tachi versus tachi y 3 kata de tachi versus kodachi .

Hubo numerosos cambios y enmiendas hechos a la versión original en los años subsecuentes, pero esencialmente constituye aquello que los exponentes modernos todavía practican como Nihon Kendo Kata. Estas katas contribuyeron enormemente en la difusión de kenjutsu, y proveyó los medios para enseñar un estilo unificado en las escuelas de Japón.

Budo y Nacionalismo

Empero, bujutsu no sería elevado a una materia obligatoria en la curricular de educación física hasta 1931. Los años 30 fueron una era de militarismo en Japón. Tan temprano como 1928, el Ministro de Educación anunció que "todas las ideas importadas serían completamente 'japonizadas', pensamiento anormal sería purgado y educadores deben firmemente apoyar el k

Okutai (política nacional) y realmente entender su significado".

En enero de 1931, en medio del "Incidente de Manchuria", las regulaciones de escuela secundaria fueron revisadas de nuevo para hacer kendo y judo materias obligatorias debido a que fueron "reconocidas por ser útiles en nutrir un espíritu patriótico resuelto y determinado y entrenar tanto la mente como el cuerpo". Kyudo les siguió el ejemplo en 1933. A mediados de 1930, el gobierno de Japón era controlado en su mayor parte por los militares.

Por supuesto que el pensamiento militar también se filtró a fondo en las escuelas, a las cuales se les ordenó que hicieran énfasis en el patriotismo y seishin kunren, o 'entrenamiento espiritual'. Esta tendencia se intensificó con el primer ímpetu de la Guerra del Pacifico, y a taiso (gimnasia) se le cambió el nombre a tairen (disciplina física) en 1941. Para 1942, el gobierno había proscrito la participación en la mayoría de los deportes occidentales, y una aun mayor énfasis fue puesta en las artes marciales. En marzo de 1942, las clases de educación física en las escuelas se enfocaban ahora en kendo, kyudo, judo, naginata (para las niñas) y practica con rifles.

El método de entrenamiento en estas artes era severo teniendo en mente su aplicación en combate.

También el kendo fue adaptado en este tiempo, y énfasis en hacer un corte sacrificial

devastador fue idealizado en lugar de la destreza técnica la cual podría facilitar en ganar combates. En nombre del realismo del campo de batalla, enfrentamientos fueron hechos ipponshobu , o la primera persona que lograse un punto era el ganador en oposición al de 2 de 3. El shinai también fue recortado para parecerse al tamaño de una espada real. Pelear cuerpo a cuerpo también era alentado.

Proscripción del Budo

Después de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, las artes marciales fueron proscritas por las fuerzas de ocupación. Aquí me gustaría dejar la explicación de lo que sucedió a las personas que realmente instigaron la prohibición. Lo siguiente es un reporte SCAP3 que atañe al papel del Butokukai (por consiguiente las artes marciales) en la inculcación del fervor nacional en la juventud, y por ende las razones por sobrevenir la prohibición pos-guerra al budo.

"Con la gradual ascendencia de la milicia como el factor controlador dominante en la política japonesa culminando en el nombramiento de Tojo como primer ministro en 1941, el Butokukai devino como un medio de inculcación del espíritu militar entre las masas en Japón. Ashida Hitoshi, que como Ministro de Labor Social en el gabinete de Yoshida fue entrevistado concerniendo esta sociedad declaró: 'Con la ascendencia del régimen Konoye en 1939, había una tendencia por amalgamar la sociedad con el Sistema de Reglas Tenno (Emperador), pero no hasta que estalló la guerra que la organización cayó bajo el poder del gobierno. El Primer Ministro Tojo automáticamente se volvió el presidente nacional, quien dirigía las actividades. La organización fue transformada para usos militares. Juken-jitsu (practica de bayoneta) y Shageki (Tiro con rifle) fueron incluidos en el programa'. Adentrándose mas en las actividades durante la guerra del Butokukai, Watanabe Toshio, jefe de negocios pos-guerra declare que: 'La organización fue puesta bajo la influencia de 5 ministerios: Asuntos Internos, Educación, Labor Social, Ejercito y Marina. Se otorgó un subsidio a la sociedad de parte del gobierno para gastos de operación adicionales. Se recalcó un nacionalismo militante. Las estadísticas de Marzo 1941 revelaron una membresía total de 3.178.000'".

El reporte continua esbozando las actividades pos-rendición del Butokukai.

"Tras la rendición, oficiales del Dai Nippon Butokukai, posiblemente temiendo que

las autoridades de la Ocupación les ordenaría que se disuelvan, se reorganizaron a su estatus de pre-1942. Este paso fue tomado por la sociedad para encubrir su registro de actividades de guerra y continuar sus actividades bajo el camuflaje de reorganización democrática. La reorganización que tuvo lugar fue superficial y diseñada para remplazar aquellos oficiales que habían sido detenidos como criminales de guerra, o que habiendo caído bajo la purga directiva podrían desacreditar a la sociedad ante los ojos de la Ocupación si permaneciesen en sus

puestos. El Jefe Asistente del Cuerpo, recomendando la disolución de la organización declaró: 'En cuanto revela su carácter, el propósito oficial de la organización no ha cambiado, y es 'el de promover las artes militares y contribuir en el entrenamiento de las personas'.' De hecho, Shimura Hisaku, prominente lider Butokukai en Ibaragi dijo alrededor de ese tiempo:

'Nosotros Deseamos introducir al público en general la verdadera naturaleza de las artes militares para poder reconstruir un Japón pacifico. Nosotros queremos que la gente reconozca que las artes militares no son herramientas para la guerra, sino que son realmente artes tradicionales del Japón'. La contradicción inherente en tal racionalización debió de ser obvia, pero el gobierno japonés dudaba en agregar al Butokukai a la lista de organizaciones proscritas ya que hacerlo entregaría a sus oficiales a la purga". No es sorprendente que el Butokukai fuese ordenado a disolverse por el GHQ. "En base a tales hechos como estos, el Jefe Asistente del Cuerpo, G-2, recomendó en un memorando al Jefe del Cuerpo que: 'Disolución del Dai Nippon Butokukai por orden del Gobierno Imperial Japonés es recomendado de acuerdo con las estipulaciones de SCAPIN 548, párrafo I f, en base de que esta es una organización que ´provee entrenamiento militar o cuasi-militar´ el cual permite ´la perpetuación del militarismo o un espíritu marcial en Japón´.'

Párrafo I f de SCAPIN 538 expresa que: 'Prohibirás la formación de cualquier partido político, asociación, sociedad u otra organización y cualquier actividad de cualquier parte de ellos o de cualquier individuo o grupo cuyo propósito o por cuyo efecto de su actividad es proveer entrenamiento militar o cuasi militar'.

Siguiendo este memorando, al gobierno japonés se le instruyó oralmente que agregase el Dai Nippon Butokukai a la lista de organizaciones en el apéndice A de SCAPIN 538 y de disolver la organización en conjunto con sus ramas o cualquier otra organización que controló o con la cual estuvo afiliada. Es interesante notar que en 1943 la Oficina del Fiscal General del gobierno estadounidense listo las ramas del Butokukai existentes en Estados Unidos entre un grupo de organizaciones subversivas que también incluía al notorio brazo de política mediante el terrorismo, el Kokuryu Kai o Sociedad del Dragón Negro".

 

Kendo de Pos-guerra

Por unos cuantos años el sonido del rechinar de golpes de bambú y los kiai que helaban la sangre apenas podrían ser oídos en Japón. Había indudablemente entrenamientos llevados a cabo en secreto, pero oficialmente kendo y otras artes budo estaban proscritas. Aun así, todavía quedaban suficientes fanáticos para instigar un movimiento para que se reinstalara el kendo y se volviese legal. En mayo de 1948, una demostración de esgrima y kendo fue llevada a cabo en Tokyo. El año siguiente en septiembre de 1949, los alumnos de la Federación de Kendo Colegial de Tokyo formaron el Club de Kendo de Tokyo y empezaron a ver formas de revivir kendo como un 'deporte' apropiado para una sociedad democrática pos-guerra. Con lo que ellos llegaron fue un plan para shinai kyogi (Deporte de shinai). Como el nombre lo sugiere, se hizo énfasis en el aspecto deportivo del kendo y las aplicaciones de combate de antes y durante la guerra fueron conscientemente

eliminadas. El shinai usado en shinai kyogi era diferente del instrumento convencional de 4 tablillas. El tercio superior estaba dividido en 32 tablillas, el tercio del medio en 16 tablillas y el final mas cercano al agarre en 8 tablillas.

Estas tablillas estaban envueltas en una funda de cuero similar al fukuro shinai del s. XVIII. El equipo protector se parecía al de esgrima occidental y fue producido para que fuese económico. Practicantes no vestían keiko-gi y Hakama , sino camisas y pantalones. Contiendas eran llevadas a cabo en una cancha fija, y un limite de tiempo fue instigado en el cual el jugador que metía la mayor cantidad de puntos al final era considerado el ganador. También había penalidades por cometer faltas, no se permitía choques cuerpo a cuerpo ( tai-atari ) y proferir algo mayor a un gruñido estaba prohibido. Tres árbitros presidían las contiendas como es el caso con el kendo ahora.

Con la formulación del nuevo deporte shinai kyogi, la All Japan Shinai Kyogi Federation fue inaugurada en 1950, y esta organización continuo a propagar y refinar las reglas y la metodología de esta nueva creación deportiva. En 1952, shinai kyogi fue permitido por las autoridades como una materia electiva en escuelas secundarias y preparatorias. En ese mismo año la All Japan Kendo Federation fue formada, y el kendo convencional fue de nuevo permitido, solo que en una forma menos violenta que el de hace una década.

En este tiempo shinai kyogi y kendo co-existían, aunque había mucha oposición contra el primero. En 1957, shinai kyogi fue combinado con el kendo para devenir en 'gakko kendo' (kendo escolar). En este punto la All Japan Shinai Kyogi Federation fue disuelta. A pesar de las críticas hacía shinai kyogi, no puede ser negado que fue el factor instrumental en la reinstalación del kendo y que también tuvo un efecto profundo sobre como se desarrollo el kendo de pos-guerra, especialmente en cuanto a las reglas de las contiendas. Es interesante que apenas un párrafo es dedicado a shinai kyogi en el recientemente publicado Kendo no

Rekishi (Historia a del Kendo) de 625 paginas compilado por la All Japan Kendo Federation. Tras la inauguración de la All Japan Kendo Federation en 1952, el 1er All Japan Kendo Championships fue celebrado en 1953, el All Japan Collegiate Kendo Federation se formó en el mismo año, el All Japan Company Kendo Federation en 1957, y el All Japan School Kendo Federation en 1961.

El año 1964 fue un punto decisivo para el budo con la inclusión de judo en las Olimpiadas de Tokyo. En este tiempo, el Nippon Budokan fue construido en el centro de Tokyo, y kendo, kyudo y sumo fueron ejecutados como deportes de demostración. Esta revelación internacional del kendo culminó en la formación de la International Kendo Federation en 1970. La International Kendo Federation fue formada en una reunión en Tokyo a la cual asistieron 17 países y regiones con el objetivo de cultivar buena voluntad mediante la propagación internacional de kendo (incluyendo iaido y jodo). La IKF es responsable de celebrar los World

Kendo Championships cada 3 años, seminarios internacionales, asistencia en desarrollar infraestructura para crear federaciones en países que están por desarrollar el kendo e intercambio de información. El Kendo tuvo un boom sin precedentes y un crecimiento en números a mediados de 1960.

Esta popularidad inicio numerosos debates, en particular la cuestión si kendo es una forma tradicional de cultura o un deporte aun alimenta fuertes discusiones, regularmente sin una definición acertada para ambas. Esto se debe principalmente al indudable énfasis que se le da a las competencias de kendo, particularmente a nivel de preparatoria y universidad. Esto es considerado por los practicantes mas conservadores estar en discordancia con el verdadero 'camino' o esencia del budo, donde asuntos de victoria o derrota se desvían de la meta mas importante del desarrollo del carácter.

Teniendo esto en mente, la All Japan Kendo Federation decidió poner en papel aquello que el kendo suponía ser 'idealmente'. en 1975 ellos crearon el Concepto oficial del Kendo y su Propósito de Practica:

 

El Concepto del Kendo

El concepto del kendo es disciplinar el carácter humano a través de la aplicación de los principios de la Katana (espada).

 

El Propósito de Practicar Kendo es:

- De moldear la mente y el cuerpo,

- De cultivar un espíritu vigoroso,

- Y mediante un entrenamiento correcto y rígido,

- Esforzarse por un mejoramiento en el arte del Kendo;

- De mantener en estima la cortesía y el honor,

- De asociarse con los otros con sinceridad,

- Y buscar siempre la cultivación de uno mismo.

Así podrá uno

- Amar a su país y sociedad,

- A contribuir en el desarrollo de la cultura,

- Y de promover la paz y la prosperidad entre toda la gente.

 

Kendo Ahora

En el 2004, kendo sigue siendo una actividad popular en Japón y en el extranjero. Sin embargo, en Japón el número de practicantes continua disminuyendo. Esto puede ser atribuido a ciertos factores incluyendo el problema social de bajas tasas de natalidad y también la atracción de los jóvenes a los deportes profesionales como el beisbol y recientemente el football. También hay otros problemas que deben ser tratados, tal como ¿qué tan relevante es la tradición kendo de desarrollar el carácter "a través de la aplicación de los principios de la katana" a la gente que vive en el s. XXI? Como he demostrado en este artículo, el kendo moderno no es tan antiguo como muchos sugieren y muchos refinamientos se han hecho a las reglas, conceptos y técnicas en el ultimo siglo para facilitar la integración y aceptación del kendo como una actividad socialmente útil y completa para nuestros tiempos.

 

Por supuesto que los tiempos cambian, ¿así que cómo se esta respondiendo ante esto?

¿Cómo se vera el kendo en el futuro? Quizás sería mejor permitir que la All Japan Kendo Federation conteste esas cruciales preguntas para concluir esta breve sinopsis de la historia moderna del kendo. La siguiente declaración es citada del sitio oficial de la All Japan Kendo Federation. Dejo la declaración en su forma original (inglés) para que lo interpreten a su manera.

"La AJKF se ocupará de la promoción de Kendo o lo que pueda ser considerado Budo, una cultura de distinción japonesa. La promoción del Kendo no significa meramente incrementar el número de practicantes de Kendo ni celebrar mas competiciones. La AJKF cree que la promoción involucrará la comunicación del 'espíritu del Samurai' a través del entrenamiento diario y la competencia. Kendo no debe ser promovido tan solo como un deporte competitivo.

Con esto en mente, hay una cosa que debe ser entendida por aquellos que están tomando Kendo alrededor del mundo. Y es que a través del arduo entrenamiento del Kendo, nuestra esperanza es que no solo aprendan las habilidades técnicas de la espada, pero además comprender los aspectos sociales y éticos del Samurai como también el espíritu (actitud mental) del Samurai. En otras palabras, esperamos que entiendan Kendo como Budo y experimenten el entrenamiento de ello. Un Shinai es la espada de un Samurai. Keiko-gi y Hakama son la vestimenta formal de un Samurai. No deben ser considerados simplemente como ropa deportiva. Sin llegar a comprender este espíritu, Kendo será meramente otro

ejercicio físico. Esperamos que ustedes intentaran comprender y apreciar la profundidad y  valores culturales del Kendo.

La AJKF espera promover lo que nosotros creemos ser kendo autentico. Quisiéramos pedirles su apoyo total y cooperación en nuestras actividades. Gracias por su atención.

Jun Takeuchi- Director en Jefe, AJKF (a cargo de Asuntos Internacionales)."4 Hay muchas otras áreas que requieren atención cuando se esta trazando el desarrollo del kendo. Por ejemplo, en este artículo no di detalles sobre la sistematización de los waza, las contiendas  Tenran Shiai celebradas frente al emperador, contribuciones de los estudiantes al kendo, sistemas de contiendas y jueceo, sistemas de grados, etc. Estos son los temas en los cuales profundizare en artículos futuros y detallare en el libro sobre la historia del kendo, el cual estoy por terminar. Sin embargo, el objetivo de este artículo fue dar un esbozo del camino general que el kendo ha tomado hasta la fecha.

Para guiar al kendo hacia el futuro se requiere una comprensión sobre el pasado, y yo creo que eso falta claramente en las comunidades de kendo por todo el mundo, incluyendo, atreviéndome a decirlo, en Japón.

 

Notas

1. La Rebelión de Satsuma o Seian Senso fue el ultimo gran levantamiento armado contra el nuevo gobierno Meiji y sus reformas. Fue llevada a cabo por bushi del dominio de Satsuma (ahora la prefectura de Kagoshima) bajo el liderazgo de Saigo Takamori. La rebelión duró del  29 de Enero al 24 de Septiembre de 1877.

Su supresión comprobó la efectividad del nuevo ejercito de conscriptos en guerra moderna.

2. Es a partir de este tiempo que los términos 'gekiken' y 'kenjutsu' fueron remplazados por 'kendo'. Guttman & Thompson, p.155,156.

3. Political Reorientation of Japan, September 1945 to September 1948; Report.

Contribuidores: Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas. Sección Gubernamental- Editor U.S. Govt. Print. Off., Washington D.C. 1949.

4. http://www.kendo.or.jp/english-page/english-page2/AJKF-Perspective-of-

Kendo.htm, Junio 20 2004.

Referencia

l Guttman, A. Thompson L. Japanese Sports: A History, University of Hawaii

Press, 2001.

l G. Cameron Hurst III. Armed Martial Arts of Japan: Swordsmanship,and

Archery, Yale University Press, 1988.

l Omichi, H. Yorizumi, K. (ed.) Kindai Budo no Keifu, Kyorin Shoin, 2003.

l Nakamura, T. (ed.) Kindai kendo-sho Senshu Vol 1-10, Hon no Tomosha, 2003.

Kendo Jiten, Shimazu Shobo, 1994.

Kindai Kendo-shi, Shimazu Shobo, 1985.

l Tanaka, M. Todo, Y. Higashi, K. Murata, N. Budo wo Shiru, Fumaido Shuppan,

2000.

l Watanabe, I. (ed.) Shiryo Meiji Budo-shi, Shin Jumbatsu, Oraisha, 1971.